Formas de Mano

En el transcurso de la clase se practican las formas del estilo, formando grupos por niveles.

Movimientos lentos, suaves y circulares que nos ayudan a relajarnos, liberar tensiones y dejar fluir la energía. Con la práctica del Qi Gong, cultivamos el Qi, con la forma lo distribuimos por todo el cuerpo. Los alumnos ya no ejercitan su sistema físico y energético por zonas, sino como un solo conjunto. Aquí la coordinación mental, física y energética es completa. Con la forma, aprenderán a relajarse en los movimientos y a fluir dentro de ellos llegando al estado de la meditación en movimiento.

 

Forma de 24 secuencias

Es la forma básica del estilo. Movimientos amplios de circulos armoniosos. Todos los movimientos son ligados con un shong proporcionando al practicante mayor sentido de relajación en la forma.

 

Forma de 32 secuencias

Es la primera de las tres variantes de la forma Bomba. Después se añaden 6 secuencias convirtiendola en la forma de 38 secuencias, a esta se le añaden 6 secuencias más y resulta la forma de 46 secuencias. En la ejecución de estas formas no se recomienda utilizar el Fajing como un gesto físico ya que puede producir desgaste de la energía de los órganos, debe ser una sacudida espontanea de energía que surge cuando el practicante dispone de un cultivo de Tan Tien muy fuerte y rebosa el Qi por los canales energéticos.